Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades

Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades

La Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades puede ser tu refugio.

¿Alguna vez has sentido la necesidad de protección contra las adversidades de la vida?

¿Te sientes amenazado por personas que te desean el mal?

¿Sufres de alguna dolencia física o emocional que te impide vivir con plenitud?

¿Quieres protegerte de las energías negativas que te rodean?

Índice
  1. Interpretación de la Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades
  2. Oración al arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades
  3. Conclusión

Interpretación de la Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades

Esta oración es un llamado a San Rafael para que nos proteja de las adversidades de la vida.

Al pedirle la oración contra enemigos males y peligros al Arcángel San Rafael, estamos buscando su protección contra las fuerzas negativas que pueden afectarnos.

Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades

Aquí te voy a enseñar cómo puedes recurrir al Arcángel San Rafael, el ángel de la sanación, para que te ayude a alejar los males, los enemigos, las envidias y las enfermedades de tu vida.

Además, te voy a compartir una poderosa oración que puedes hacer todos los días para invocar su presencia y su auxilio. 

Hay muchas oraciones dedicadas a San Rafael, pero una de las más conocidas y poderosas es la oración a San Rafael Arcángel para la protección contra todo mal

Esta oración sirve para alejar de tu vida los males, los enemigos, las envidias y las enfermedades, y para pedir su intercesión por tus necesidades y problemas.

Te recomiendo que la reces con fe, confianza y amor, y que la repitas todos los días, especialmente en las situaciones difíciles.

Oración al arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades

Gloriosísimo príncipe celeste San Rafael,
auxiliador eterno de los hombres,
envía tus poderosos rayos tutelares sobre nosotros,
indefensos humanos,
envuélvenos en tus prodigiosas alas
y refúgianos con tu amorosa y enérgica luz.

Arcángel del Señor, prodigioso San Rafael,
caudillo de los ejércitos del Todopoderoso,
fidelísimo emisario de la Divinidad,
amigo de tus devotos, compañero de los caminantes,
socorro de los afligidos, médico de los enfermos,
refugio de los perseguidos, azote de los demonios,
tesoro riquísimo de los caudales de Dios,
con tu sabiduría y poder libéranos de todo mal.

Tú eres arcángel santo bondadoso cuidador nuestro,
y uno de aquellos siete nobilísimos Espíritus
que rodean al trono del Altísimo,
por ello y confiados en el grande amor
que desde el principio has manifestado a los hombres,
te suplicamos humildes nos cuides y protejas,
aléjanos de los peligros del alma y cuerpo,
de los enemigos que a diario nos acosan
de los difamadores, traidores, ruines y envidiosos;
por favor aleja toda persona que nos lastime
que nos dañe con sus malas palabras,
con sus malas acciones, con sus malos ojos,
aleja todo mal deseo y mala inclinación
separa de nosotros todo lo que pueda romper nuestra paz.

Arcángel San Rafael, medicina de Dios,
con todo el fervor de nuestro espíritu te rogamos
nos concedas salud ante la enfermedad,
y nos des ayuda para salir victoriosos
ante los dolores y padecimientos corporales,
danos protección en nuestros caminos
y defensa ante todo aquello que nos cause daño y desgracia,
en especial tiéndenos tus celestiales manos
para solucionar lo que tanto nos aflige y preocupa:
(pedir con gran fe lo que se desea obtener).

No dejes de escudarnos, sanarnos y preservarnos
en toda ocasión y sobre todo en los malos momentos,
no ceses de socorrernos en todas las adversidades de la vida,
y en todas las situaciones de peligro tanto para nuestros corazones
como para nuestras vidas.

Por último, con ardor te suplicamos
nos alcances del trono de Dios,
la gracia y la bendición de Dios y el favor que te pedimos
por tu poderosa intercesión.

(pedir con gran fe lo que se desea obtener).

No dejes de escudarnos y preservarnos en todos los malos momentos, en todas las adversidades de la vida, y en todas las situaciones de peligro para nuestros corazones y vidas.

Por último te suplicamos nos acerques al trono y a la gloria de Dios nuestro Señor, pues sabemos que por medio de la gracia tú nos asistes y nos ayudas, y también por medio de ella, un día seremos tus eternos compañeros en la gloria celestial.

Amén.

Conclusión

La Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades es una herramienta poderosa para aquellos que buscan protección y curación.

Recuerda, la fe es la clave para que cualquier oración funcione.

Así que cuando recites esta oración, hazlo con todo tu corazón y con la firme creencia de que serás escuchado.

Espero que este artículo te haya sido útil y te invite a explorar más sobre las oraciones y los arcángeles.

Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en dejarlo a continuación. ¡Hasta la próxima!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oración al Arcángel San Rafael para alejar males, enemigos, envidias y enfermedades puedes visitar la categoría Arcángel Rafael.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir